Responsive image

Durante los últimos años el personal de las universidades ha tenido que afrontar situaciones complicadas debido a los recortes en financiación. Por ejemplo, las posiciones abiertas para plazas de funcionarios se han “congelado”. Según el blog de Antonio Arias Rodríguez (2015): “Desde entonces hemos tenido tasas de reposición del 25% entre los años 1998 y 2001, del 100% entre 2003 y 2004 para bajar con la crisis al 30% en 2009, el 15% en 2010, del 10% en el año 2011 y del 0% entre el año 2012 y el 2014 (…). Esto significa que, durante el año 2011, sólo se convocaba 1 de cada 10 plazas necesarias para cubrir las vacantes y que entre 2012 y 2014 no convocó ninguna nueva plaza. Esta situación ha creado un “cuello de botella” para acceder a los cuerpos docentes universitarios tanto en las categorías de funcionario como de contratados.

Del curso 2006-2007 al 2014-2015 hay una disminución de 5.286 plazas de funcionariado, en cambio, han aumentado las contrataciones de personal laboral y asociado. Especialmente, los contratos de profesor asociado conllevan la aceptación de un bajo salario y contratos temporales a tiempo parcial dedicados únicamente a la docencia. El aumento del profesorado asociado durante todo el periodo es de 4.726 y el del personal indefinido (contratado doctor y colaborador) un total de 5.101 plazas. La figura de personal ayudante ha disminuido un total de 747 contratos menos.

Elaboración propia a partir de datos del MECD

El descenso del personal funcionario es desigual entre hombres y mujeres: el porcentaje de funcionarios hombres disminuye ligeramente hasta 2009-10 y luego más intensamente hasta alcanzar un decremento total de 4.291 durante todo el periodo (2006-2007 a 2014-2015). El porcentaje de mujeres funcionarias se mantiene estable hasta los últimos años, por tanto, consigue un descenso menos acusado de 994 durante el mismo periodo.

La diferencia de género entre el personal asociado también es aguda, aunque no tanto como entre el personal funcionario. En el curso 2006-2007 encontramos 15.897 hombres asociados frente a 7.854 mujeres asociadas, y en el curso 2014-2015 encontramos 17.094 hombres asociados frente a 11.383 mujeres asociadas. Pero la distancia se ha acortado durante los últimos años.

Los contratos indefinidos (personal contratado doctor y colaborador) han crecido a lo largo del periodo (2.558 más posiciones de hombres y 2.543 más mujeres), terminando en el curso 2014-2015 con un total de 6.097 contratados hombres frente a 5.695 contratadas mujeres, por lo que estas figuras mantienen pesos bastante balanceados entre hombres y mujeres (402 posiciones más de hombres).

Las posiciones de profesorado ayudante también tienen un número similar de hombres y mujeres, con un ligero descenso a lo largo de todo el periodo estudiado donde se pasa de 2.330 hombres a 1.875 y de 2.211 mujeres a 1.928 (ésta es la única categoría donde las mujeres superan, aunque en muy pequeño número, a los hombres).

Elaboración propia a partir de datos del MECD